lunes, 3 de octubre de 2011

El Divorcio

 
El divorcio
Por Nykte Bustamante
@Nykte

Te ha llegado el momento de separarte de tu pareja, porque ya no se entienden, porque así lo han decidido, o porque simplemente es imposible mantener una comunicación positiva.


Bien, antes que nada, recuerda que un niño sano lo es con los papás juntos o los papás separados. Por nada del mundo pienses que mantener una unión destructiva por el bien de los hijos les produce algún bien. Todo lo contrario, el saber que sus papás no se quieren o que discuten por todo o que se ignoran es para los niños una carga y ansiedad que bloquea todo el desarrollo del pequeño.

Lo único que hace feliz a un niño, es la tranquilidad y felicidad de sus papás. Así que, si lo mejor es separarte hazlo, pero sin involucrar a tus pequeños. Recuerda que ellos deben ser niños y mantenerse de ese modo, no proteger a la mamá o al papá, decidir de que bando van a ser o a quien le dan la razón para que se den cuenta que el otro es el culpable de que la familia sea destrozada.

Si la otra persona de la pareja desea actuar de ese modo. Lo mejor que puedes hacer tú, es mantenerte firme en todas tus decisiones y no caer en el juego del chantaje. Si uno de los dos padres se mantiene cuerdo en el momento de la separación, los hijos encontrarán el refugio que necesitan, la seguridad y confianza. Pero si los dos padres caen en los juegos de egos y vanidades que representa un divorcio, entonces los pequeños padecerán tu inmadurez. Y créelo que los puedes dejar expuestos a muchos peligros sociales que pueden incluso terminar con su vida.

Tú eres el responsable de mostrarles el mundo a tus hijos. Estar con una mujer que te esta dañando o con un hombre que te lastima, no hará que tus hijos crezcan con un buen sentido de las relaciones. Mejor es mostrarles que un ser humano debe respetarse a sí mismo, que sabe amarse, aprender a seguir sus sueños y el camino de la felicidad.

Lo más importante es que sepas que si tú eres feliz, no dejas de ser padre o madre. La imagen del sacrificio para alcanzar la bondad es el peor de los daños que hemos tenido como sociedad, pues en realidad sin felicidad no hay bondad, es cierto aquello que el dolor amarga el alma. Así que tenemos que aprender que la felicidad siempre traerá cosas lindas a nuestra familia.

No te olvides que el divorcio no te aleja de ser padre o madre, todo lo contrario, el compromiso que hiciste con tus pequeños al nacer de cuidarlos y guiarlos, es independiente de tus relaciones de pareja. El hecho de tener sexo no te quita o te da la facultad de ser padre o madre.

Tu puedes seguir siendo una mujer con una vida sexual aún después del divorcio y tus hijos deben comprender que el ser madre y mantener tus funciones no te alejan de seguir viviendo una vida como mujer o como profesional

La vida es para vivirse y no para estar pensando en que harías si no hubieses.

El divorcio solo es una forma de mejorar las relaciones con el padre o la madre de nuestros hijos y para los hijos, de padres divorciados, es una forma de dormir entre semana en una casa con reglas y pasarte un fin de semana en otra casa, disfrutando en fiesta y divertido.
 


¡Descubre tu ser de Luz que llevas dentro!

3 comentarios :

  1. MUY CIERTO LA VERDAD NO TIENEN PORQUE SUFRIR LOS NIÑOS, LAS RELACIONES DE PAREJA , SON ESO, DE PAREJA ASI QUE CUALQUIER COSA QUE PUEDA ESTAR CAUSANDO PROBLEMAS SE TIENE QUE MANTENER DENTRO DE ESE CIRCULO DE DOS PERSONAS.

    ResponderEliminar
  2. Espero no tener q pasar por el divorcio, de tomar esa decision es porque agotamos todos los recursos como parejas. Aunque no se vale el sufrimiento y dolor en el matrimonio. Solo amor, amistad, comprension, disfrute, trabajo, deporte, ok problemas. Pero siempre habra un nuevo amanecer.

    ResponderEliminar
  3. Todo se puede tratar positivamente. Algo muy complejo en un divorcio por todas las emociones que se juegan. Gracias por sus comentarios. :D

    ResponderEliminar